[Reseña RVFDCF] El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas - Haruki Murakami

Parece que me voy poniendo al día con los libros del reto. La verdad es que he leído libros muy buenos que se habían convertido en eternos pendientes. No me entretengo más.



Título Original: Sekai no owari to Hadoboirudo Wandarando
Autor: Haruki Murakami
Fecha de Publicación: 2009
Páginas: 488

Dos historias paralelas se desarrollan en escenarios de nombre evocador: una transcurre en el llamado «fin del mundo», una misteriosa ciudad amurallada; la otra, en un Tokio de un futuro quizá no muy lejano, un frío y despiadado país de las maravillas. En la primera, el narrador y protagonista, anónimo, se ve privado de su sombra, poco a poco también de sus recuerdos, e impelido a leer sueños entre unos habitantes de extrañas carencias anímicas y unicornios cuyo pelaje se torna dorado en invierno. En la segunda historia, el protagonista es un informático de gustos refinados que trabaja en una turbia institución gubernamental, enfrentada a otra organización no menos siniestra en una guerra por el control de la información; sus servicios son requeridos por un inquietante científico que juguetea con la manipulación de la conciencia y de la mente y vive aislado en la red de alcantarillado, una red poblada por los tinieblos, tenebrosas criaturas carnívoras.

El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas es la cuarta obra que leo del autor japonés Haruki Murakami (contando los tres libros de 1Q84 como una sola novela).

En este caso nos encontramos con dos historias que transcurren de forma paralela en El fin del mundo y El despiadado país de las maravillas. Y como es costumbre del autor, se van intercalando los capítulos de un lugar y de otro.

Por una parte, nuestro protagonista en El despiadado país de las maravillas es un calculador que trabaja para el Sistema pero que, al ser contratado por un extraño científico, se ve envuelto en una serie de problemas que lo llevan a emprender un extraño viaje junto a la nieta de éste. Por otro lado, en El fin del mundo tenemos a un hombre que es despojado de su sombra para entrar en la ciudad, y aunque no recuerda nada de su vida anterior, comienza a trabajar en la biblioteca leyendo cráneos de unicornio.

La primera historia, que corresponde a los capítulos impares, me llamó la atención desde el primer capítulo haciendo que me enganchara al libro. Por otra parte la segunda, que comienza describiendo pausadamente a los unicornios, me resultó pesada al principio. En cambio, al avanzar con la novela terminó gustándome más lo relatado en El fin del mundo.

Parece que poco tiene que ver un hombre que hace cálculos con otro que vive encerrado en una ciudad con unicornios y sin sombra, y reconozco que pasé muchos capítulos preguntándome que relación habría entre los dos mundos. Por eso cuando llegó el momento de relacionarlos, me dio la sensación de que tendría que haber prestado más atención al principio para entender ciertos detalles. Esto no es fallo del libro, sino mío al haber elegido una lectura tan densa para el verano.

En resumen, es una novela que merece la pena leer e incluso la recomendaría para iniciarse con Murakami ya que, aunque el final es abierto, queda explicado lo más importante y contiene muchos elementos típicos del autor, como las referencias musicales y las respuestas estándar de sus personajes "hago esto porque así es cómo debe ser". Así que tras haberme no haber quedado del todo conforme tras Kafka en la Orilla, El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas me ha compensado con creces.


2 comentarios:

Ester dijo...

De Murakami solo he leído 1q84 y me encantó, este lo tengo pendiente. Gracias por la reseña.

Nahlessi dijo...

Yo no se si empezaría por este, menudo lío de mundos :S Aunque si te ha compensado con creces lo pondré en mi lista cuando lea otro del autor.

Publicar un comentario