Mi tiempo se fue

Era pequeña. Era inocente. Dije que a partir de febrero tendría más tiempo libre, y de repente ya no lo tengo. Estoy más ocupada que antes por lo que estos días no he tocado mi pfc, ni he estudiado inglés, ni nada de nada. Estoy en periodo de adaptación y llego a casa tarde y sin ganas de pensar. Lo que sí he hecho ha sido leer y ver algunas películas.

Star Wars family tree
Mis lecturas son las que han salido ganando con el cambio de rutina, ya que ahora tengo una hora de autobús cada día y me estoy acostumbrando a pasarla con un libro entre las manos. Desde finales de enero he leído Por los pelos, El castillo ambulante, El gran Gatsby, Ready player one, La importancia de llamarse Ernesto, Saving Francesca y Peter Pan. Mi reto de Goodreads va perfectamente.

Poco antes de los Oscars vi Birdman en el cine. Lo único que sabía de ella era que estaba nominada a mejor película y fue por eso que la elegí, aprovechando un descuento que me dieron con la entrada de The imitation game. La historia en sí no me pareció gran cosa, a diferencia de la parte técnica y la actuación de los protagonistas, y entiendo por qué se llevó el premio.

Como he escrito arriba, leí Ready player one, y me hizo añorar los 80. Aprovechando que mi hermana no había visto Star Wars hicimos maratón de los episodios IV, V y VI. Y como no fue suficiente, y mi hermana tampoco ha visto otras muchas películas de esa década, también vimos Juegos de guerra. Hay muchas películas que quiero volver a ver y he encontrado la excusa perfecta.

Atari 2600
La cosa no quedó ahí. Ese mismo libro me hizo recordar que una vez tuve una Atari 2600 ¡mi Atari! Con su botón para poner los juegos en b/n o en color y el segundo joystick que se partió. Me había olvidado completamente de ella. Hasta le enseñé una foto a mi madre cuando vino a visitarme para ver si la recordaba (y sí). Encontré un emulador con más de 500 roms y estoy re-aprendiendo a tener paciencia con juegos tan difíciles como Centipede, Pacman o Pitfall. No sé cómo a mis 7 años no tiré la videoconsola por la ventana.

Por otra parte estoy intentando volver a pasarme Maniac mansion, del gran Ron Gilbert. No sé si alguna vez lo he dicho en el blog, pero adoro las aventuras gráficas. La primera vez que jugué a Maniac mansion tuve que echar mano de una guía, por eso esta vez estoy decidida a hacerlo sola. El problema es que no recuerdo nada de cómo lo hice así que me lo estoy tomando con filosofía y he llenado una hoja con listas de objetos que tengo y acciones que pueden ser importantes. Llevo unas 4-5 horas invertidas y me falta abrir la caja fuerte con el número pequeñito y descubrir qué hacer con el hamster y el líquido revelador.

El anime sigue un poco olvidado, simplemente he terminado Tamako Market y Silver Spoon. El mes tampoco a dado para mucho más. Escribo pronto.


1 comentarios:

ColgadoPared dijo...

Te he escrito un comentario y ha desaparecido T.T Decía que a mí me pasa al revés, tengo más tiempo pero el móvil nuevo me absorbe deliberadamente con juegos, fotos, etc. Estoy un poco obsesionada xD Quiero leer, pero el móvil es muy celoso y no me deja.

El sábado me tienes que contar todo este frikismo mejor..

Besos :)

Publicar un comentario en la entrada