Comiendo en Alemania


Desde antes de venir a Ulm, me preguntaba qué comería al llegar aquí. No es que tenga problemas con la comida, al contrario, es casi imposible encontrar algo que no me guste. De todas formas, me preocupaba no encontrar la variedad que tenemos en España, algo que no valoramos lo suficiente. Allí tenemos carne, verdura, pescado, fruta y legumbres, y todo producido en el mismo país. Con el clima alemán es impensable obtener muchos productos y tienen que importarlos de otros países de Europa y América.

La base de la alimentación aquí es la carne, en concreto las salchichas. Si vas al supermercado y te acercas a la zona de embutidos, la inmensa mayoría son "salchichas con X". Salchichas cortadas en lonchas cual chopped o chorizo del Mercadona. ¿Jamón? Sí, lo he visto. Un sobre de jamón en lonchas como los que venden allí cuesta más de 6€. Por menos de la mitad me hice con algo que se parecía, pero en cuanto lo probé perdió todo el encanto, sabía a una mezcla entre beicon y salmón...

Algo muy curioso es que los paquetes de galletas, el chocolate y las bolsas de patatas cuestan igual que en España. En cambio algo tan básico como la verdura te sale por un riñón. Sé que es por tener que importarlo pero no deja de chocarme. Los calabacines están a 4€/kg, un compañero compró algunos kiwis y al hacer la cuenta comprobó que cada uno le había salido por 0,70€ y una bolsa con 7 mandarinas me costó casi 2.50€ el otro día. Lo único que la tierra les permite producir son manzanas y uvas, aparte del maíz con el que crían sus aves autóctonas, los cuervos.

Pero sigamos con la comida, porque el pescado no existe. Tras dos semanas aquí, pusieron un filete de panga en el comedor de la universidad. Nunca nos había sabido tan bueno un pescado que allí se desprecia al lado de una buena lubina o un filete de pez espada. Volvamos al supermercado. Buscas por aquí y por allá y no hay suerte. ¿Dónde está el pescado? Harto de dar vueltas, descubres un congelador en un rincón y ¡oh, maravilla! Una bolsa de filetes de un pescado sin identificar. Imagino que será panga, aunque no me he arriesgado a comprar aún.

No puedo decir mucho de las legumbres. Las únicas que he podido comer fueron unas lentejas con salchichas que pusieron en la universidad. Mi tutora me dijo que eran un plato típico de aquí, pero no las he vuelto a ver. Las espero con tantas ansias como el próximo filete de panga, que me sabrá a gloria.

Hemos hablado mucho de comida y ahora nos ha dado sed. Veamos qué hay para beber. Cerveza y refrescos con gas. El agua entra dentro de los refrescos con gas, os podéis hacer una idea. Para beber agua sin gas fuera de casa, hay que pasar por el supermercado y buscar entre todas las botellas alguna que tenga un letrerito pequeño que dice "STILL Wasser" o "OHNE Kohlensäure". No se deben confundir con las que dicen "Classic", que sí llevan gas. Y en todas pone que son agua mineral, como si de las fuentes manara el agua con gas. Para comparar precios en lo referente a bebidas, en un bar cualquiera 0,5L de cerveza cuesta 2.5€ y 0,3L de Coca-Cola (que viene a ser una lata) vale 2,7€.

No nos pongamos tristes por culpa de la entrada, algo bueno debe haber en la comida alemana. Hay más de 100 tipos diferentes de pan, como los dos de la foto de arriba. Lo he probado con diferentes semillas y con queso, y todos están tan buenos que podría comérmelos solos. Dicen que lo que más echa de menos un alemán cuando sale al extranjero es el pan y he descubierto el porqué. En realidad pienso que es lo único que merece la pena ser echado de menos de la gastronomía alemana...

Por suerte, todos los días como en el "Mensa", el comedor de la universidad, donde hay varios menús para elegir. Mi favorito sin duda alguna es el vegetariano. Estoy aborreciendo la carne de tal manera que pronto dejaré de comerla por completo. Por suerte en un mes vuelvo a España y para las vacaciones de navidad y podré comer comida de verdad.

Un saludo ヽ(゜▽、゜)ノ


3 comentarios:

Katakuri dijo...

Está muy interesante esta entrada... Yo como no he ido al extranjero pues no sé como será la comida de otros países, me encantaría probar el pan Alemán, porque si te gusta seguro que a mi también, ya que tienes muy buen gusto.
Como te dije por msn, yo también he probado el jamón misterioso. Me alegro mucho de que te guste la comida alemana pues creo que lo peor de irte a otro país es adaptarte a la comida.

Lady Hana dijo...

Que desolación, pero te comprendo en parte porque en Londres tampoco había de todo. Tampoco encontre pescado.. aunque alli lo tipico es fish & chips, pero claro había que ir a un restaurante y era merluza empanada, mucho mejor que panga xD

Yo no soy para nada carnivora, la única que me gusta es el pollo y el cordero, el resto la como pero ni fu ni fa, no quiero imaginar comer todos los días carne!

Sigo echando de menos ver muchas fotos en tus entradas, yo se que lo haces para que no me asuste y quiera ir a verte xDDD

Ogiue dijo...

Lady Hana: Estoy esperando a que me digas cuándo vienes =D

Publicar un comentario